Historia

Desde hace más de una década que nuestro espacio existe. Primero fuimos un café al paso, donde se atendía a las personas de pié y estábamos ubicados en la calle Compañía con el número 2091, frente a la Plaza Brasil (muchas veces la gente relaciona esto con nuestro nombre, pero no es así).

Después de un periodo corto, vimos que era necesario un lugar para que la gente fuera a conversar de distintos temas, especialmente, conversar de política, porque no existía un espacio de esas características en el barrio, además, estábamos al lado del Centro de Extensión Amaranto y al frente del Centro de Danza Espiral, dirigido por nuestro amigo Patricio Bunster y de la Fundación Arrau.

Al cabo de seis años y con la llegada de la Universidad cademia de Humanismo Cristiano, comenzó a llegar gente joven y con ganas de crear. De ésta manera, las generaciones de historiadores y políticos se entremezclaron. En los historiadores, no podemos dejar de mencionar a un gran amigo que ya no está con nosotros, pero sigue vivo en cada una de nuestras mentes, me refiero a nuestro amigo Ricardo Pacheco, que en cada tertulia ponía la nota diferente. Las tertulias que se generaron en el local de Compañía, nos hizo pensar que se venía algo grande. Con esto, también se acercaron los artistas populares, estos de las peñas, de las actividades solidarias, el primero de ellos es nuestro amigo Miguel Pezoa que interpretaba sus canciones de amor y de combate.

Al poco tiempo, comienza a saberse que en este pequeño espacio uno puede crear y comienzan a llegar más creadores, músicos, gente de teatro, poetas. Así fuimos sumando más gente que quería algo distinto a lo ya conocido.

Luego, y con porfía, nos trasladamos a esta casa que también, al igual que el Café Brazil, tiene su historia, porque en la década de los noventa fue la Casa del Comando Nacional de la Candidatura a la Presidencia de Gladys Marín, luego fue la Casa del Pueblo donde funcionaban distintos organismos políticos y sociales. Hoy, somos nosotros, el Café Brazil que tiene esta casa y la queremos seguir llenando de historia, de vida.

Es por esto, que te invitamos a conocernos, a saber más de todos nosotros, de esta gran familia llamada Café Brazil.